World Ayahuasca Conference | DÍA 5: La pluma cuántica
3557
post-template-default,single,single-post,postid-3557,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

DÍA 5: La pluma cuántica

DÍA 5: La pluma cuántica

NOTA: Las opiniones, comentarios, ideas y eventuales propuestas expresadas aquí son exclusivas del autor y en ningún caso reflejan necesariamente ni la postura institucional de ICEERS, ni la de ninguno de sus miembros por separado.   Gente, esto se acaba. Es una lástima. Es imposible desdoblarse y atender a todo, de ahí la parcialidad de estas crónicas, tanto en la selección de las charlas reportadas, como en la subjetividad de las opiniones y reflexiones vertidas, probablemente muchas de ellas equivocadas. Han sido cinco días de vivir emociones intensas, convivir con caracteres fuertes y poderosos, establecer diálogos y compartir realidades que no son siempre fácilmente traducibles porque los presupuestos de partida de las partes involucradas en la historia provienen de universos muy alejados. Pero las sensaciones son muy buenas. La comercialización de la ayahuasca ha sido la constante permanente de la Conferencia. Y la contradicción perseverante. La más evidente es que nadie ha manifestado preocupación porque ocurriera lo mismo con el tabaco, una planta, según todos, más importante incluso, y tan sagrada, como la ayahuasca. Pero bueno, es un tema ya aburrido que ha dejado de aportar algo y del que veremos si mañana, cuando se celebre la mesa de cierre y conclusiones, queda resuelto, y en el caso de que no, en qué grado de enquistamiento se instala. Las sesiones en el Anfiteatro Garibaldi, donde se realizaban las presentaciones del Call for Abstracts, debieron ser interesantes. Investigadores brasileños profundizaron en los estudios neurocientíficos desarrollados en sus respectivos centros de investigación, se habló de arte visionario y ayahuasquero y de otras tantas cosas de temática diversa de las que, como no estuve presente, nada puedo contar. El programa completo de la Conferencia está accesible en la web (www.ayaconference.com), donde se subirán durante los próximos meses los vídeos de todas las presentaciones. En el Auditorio Principal la mañana se inició con una mesa, moderada por Juan Carlos de la Cal, sobre los Usos contemporáneos de la ayahausca. Evegnia Foutio explicó cómo los estereotipos que se tienen en occidente respecto a la ayahuasca como una planta mágica que solo produce bien (cuando en la Amazonia se utiliza también con fines maléficos), respecto al mundo indígena (como un mundo apacible de indios felices viviendo en armonía con el medio ambiente), y respecto a los chamanes (como seres especialmente sabios y bondadosos), no solo es erróneo, sino potencialmente perjudicial tanto para quien viaja a la Amazonia buscando esas falsas realidades, como para el propio mundo indígena, ya que se traduce en una mayor marginalidad del mismo. Enio Staub recordó lo injusto que es la falta de reconocimiento de los indígenas amazónicos por parte del gobierno brasileño, a diferencia de lo que ocurre en otros países, como Colombia, en donde se ha producido un empoderamiento del mundo indígena. Josep Maria Fericgla explicó las diferencias entre los mundos indígenas y no indígenas de acuerdo a la raíz de sus tradiciones, las primeras de orden animista y las segundas de herencia judeo-cristiana. En el mundo animista los individuos encuentran la solución a sus problemas buscando adentro de ellos mismos, mientras que, según Fericgla, en la no indígena la búsqueda de soluciones se produce siempre afuera. En esta diferencia radicaría la dificultad de entendimiento entre las diferentes realidades culturales. Por último, Santiago López-Pavillard, hizo un repaso más extenso a dichas diferencias en cuanto a la consideración de sus antagónicos sistemas de sanación ritual, esto es, el chamanismo, donde la realidad psicológica se construye otorgando cualidades humanas a plantas y objetos materiales, siendo por tanto de orden externo, formando parte todas estas realidades externas de la realidad interna (animista), y la psicoterapia, donde las realidades son de naturaleza intrapsíquica. Si tanto Fericgla como Pavillard están en lo cierto, las diferencias resultan más interesantes aún: resultaría que los indígenas buscan la solución en su interior lidiando con los seres externos, mientras que los no indígenas buscan las soluciones en el exterior para lidiar con su mundo interno. IMG_7179 La mesa siguiente llevaba por título “Ayahuasca: seguridad y riesgos”, moderada por Bia Labate. Empecé yo. El mensaje principal que quería transmitir es que, en un mundo globalizado en el que la ayahuasca ya ha salido de la selva, empieza a existir un riesgo si los que dirigen ceremonias incorporan lo peor de los dos mundos: la pseudociencia y el esoterismo. Incorporar la pseudociencia es tomar del conocimiento científico conceptos complejos que no son trasladables entre disciplinas, del tipo curación cuántica y demás sandeces. Del mundo esotérico, es caer en los estereotipos de los que hablábamos antes. Una verdadera integración de saberes debería incorporar la ciencia basada en la evidencia, y del mundo espiritual un conocimiento profundo de las tradiciones y sistemas de conocimiento chamánico. De no hacerse así se pone en riesgo a las personas, y se las engaña, aunque sea bienintencionadamente. Hay procesos que son explicables por las modificaciones neuronales que produce la ayahuasca, igual que hay procesos explicables por la vía espiritual. No tener claros unos y otros es peligroso e irresponsable. Por su parte, Marc Aixalá explicó su trabajo en el Help Center de ICEERS, donde atiende a personas que han tenido dificultades en integrar sus experiencias con ayahuasca u otras plantas de uso tradicional. Marc hizo una serie de reflexiones profundas acerca de la realidad de la ayahuasca en occidente. La más curiosa y obvia es que la ayahuasca ahora ya no se consigue en la selva, sino en Internet. Explicó algunos ejemplos de su trabajo de integración de experiencias difíciles. Dejó claro cómo lo más importante en las integraciones es tener una red comunitaria sólida que pueda sostener las experiencias, algo que no siempre ocurre en los nuevos contextos de consumo. De hecho, solo ocurre en los contextos tradicionales, en la selva o, a mi modo de ver, cuando los amigos quedan para tomar. Ahí es donde realmente el apoyo comunitario existe, más que en las iglesias y en la sesiones chamánicas. Les guste o no a los tradicionalistas. Durante la sesión se pusieron algunos ejemplos concretos. Por último, Alhena Calcedo tuvo el coraje de abordar un tema difícil y oculto: el de las agresiones sexuales hacia mujeres que acuden a participar en sesiones de ayahuasca. Basó su experiencia en el contexto colombiano y explicó la estructura cultural de este fenómeno terrible. Explicarlo aquí queda fuera de esta crónica. Ha sido muy bueno se haya visibilizado y puesto sobre la mesa. Era necesario. Al terminar la sesión vino un Senador que hizo un pequeño discurso sobre la importancia de la conferencia. Se declaró de familia ayahuasquera y se comprometió a llevar las conclusiones de la Conferencia al Congreso brasileño para ayudar a que la realidad legal de la ayahuasca cambie en Brasil. Después del discurso del Senador, se hizo un sentido homenaje a la Mestre Pequenhina, viuda del Mestre Gabriel, fundador de la UDV, fallecida recientemente. IMG_7189 Por la tarde hubo una mesa indígena, poblada de líderes. Todos reivindicaron su identidad indígena y ayahuasquera y pidieron el reconocimiento de sus tradiciones, ¿les suena? Mañana hay una mesa dedicada a chamanismo amazónico, esperemos escuchar algo nuevo y diferente. Hubo incluso quien se quejó de haber tenido poco tiempo en esta conferencia, a pesar de haber participado en tres mesas diferentes. Hay corrientes políticas circulando subterráneamente en esta conferencia que nunca llegaremos a vislumbrar. Los líderes indígenas hicieron público que están trabajando en la organización de un congreso exclusivo para sabios indígenas en donde haya tiempo para hablar y debatir. Las mesas indígenas las organizaron ellos, luego las quejas deberían ir dirigidas a sus representantes, no al paciente público, y aunque está bien que se manifiesten, de nuevo, tanta reiteración aburre. Y si realmente quieren explayarse, que coloquen en la mesa a dos o tres personas y no a media comunidad. En cualquier caso fue bonito escuchar que la mayoría de ellos nos agradecían por organizar este evento y más bonito aún escuchar a los que pedían unidad por aquello que a todos les une: la ayahuasca. Tienen razones históricas, desde luego, para manifestar su lamento, es obvio, pero nosotros tampoco somos representantes históricos de nuestros antepasados. Los opresores actuales son las instituciones políticas brasileñas, que son los que no les reconocen ni respetan sus prácticas culturales, no los que consideran herederos de los conquistadores de hace más de quinientos años. IMG_7191 La sesión de hoy la cerraron expertos en tratamiento de toxicómanos con ayahuasca. Jacks Mabit hizo una crítica demoledora a la New Age, y explicó los riesgos espirituales a los que se exponen las personas que toman ayahuasca de una forma desacralizada. También criticó a las religiones ayahuasqueras por su discurso tradicionalista, cuando, dijo, la coca-cola es más antigua que cualquiera de las tres religiones originarias, si se me permite la expresión. De entre lo más destacable fue la defensa que hizo Mabit acerca de la existencia de los espíritus. Cualquier intervención terapéutica que quiera ser tratada con ayahuasca y deje de lado el trabajo con los espíritus no solo estará incompleto, sino que es potencialmente peligroso. Las otras dos sesiones se centraron en los diferentes programas de tratamiento en cárceles y centros de reinserción de presos en los que se utiliza ayahuasca, algo de lo que ya hablamos en una entrega anterior. En el cine están poniendo ahora The relaity of Truth, de Laurent Levy y Mike Zapolin. No he visto aún ninguna peli, así que me voy a verla. Queda un último día, con la mesa sobre Chamanismo amazónico y la mesa de cierre. Luego habrá una fiesta con homenajes, música y, dependiendo de cómo resulte la mesa de cierre, con algo de diversión o no. Esperemos que sí. Hasta mañana.   José Carlos Bouso.